Las mascotas son mucho más que compañía y belleza. Tener una mascota ayuda a las personas a llevar una vida sana, y si la persona presenta depresión, una mascota le ayudará a sobrellevar su enfermedad.

¿Qué es la depresión? La depresión es un trastorno mental que afecta la capacidad de una persona para trabajar, dormir y en general disfrutar de actividades que antes disfrutaba. Los tratamientos eficaces para la depresión son los medicamentos con receta, ejercicio, cambios en la dieta y terapia.

La depresión puede limitarse a un solo episodio que dura un corto período a una condición de por vida, lo que dificultará, llevar una vida normal. Los expertos señalan que las personas que tienen mascotas y padecen esta enfermedad, presentan un impacto positivo en sus vidas.

A la hora de elegir la mascota para un persona con esta enfermedad, se debe procurar que sea uno tranquilo para que sea un buen compañero del enfermo, un buen ejemplo son los “Pug, Gran danés, Bulldog inglés, Basset Hound, etc” Entre los perros menos recomendados están los Yorkshire o bóxer, ya que son perros muy juguetones, y pueden suponer una carga para la persona.

Es una buena idea que la mascota que se adquiera no sea un cachorro, ya que este requerirá demasiadas atenciones y la persona que padece la depresión puede verse abrumada. Una buena opción es buscar un lugar dónde tengan perros adultos en adopción.
La raza más recomendada para esta patología es la Dachshund (los perros salchichas) ya que es el ideal por ser mascotas muy cariñosas y amistosas, por lo que se convierte en el mejor compañero para quien sufre esta enfermedad.

Quizás podría interesarte

Agiliza la mente de tu perro con estos juegos

LEER MÁS

Garrapato – 8 Meses – Tamaño Pequeño

LEER MÁS

Tanto perros como gatos podrían sufrir de caída del pelo ¿cómo evitarlo?

LEER MÁS