La alimentación en la mascotas, es de los temas más delicados en su cuido y a la hora de valorar si se tiene o no una mascota, ya que su alimentación influirá directamente en el bienestar de la mascota.

Por ejemplo, los perros están más que habituados a comer alimentos secos perfectamente formulados para satisfacer sus necesidades nutricionales, pero no quiere decir que en determinadas situaciones, pueden ser necesarios  que consuman alimentos húmedos.

Las mascotas de tamaño pequeño, no les agrada consumir alimentos secos, y es más por su contextura que les dificulta el consumirla, es por eso que para este tipo se opta por alimentos húmedos.

Al igual que los humanos, que consumimos ciertos alimentos, de acuerdo a las necesidades de nuestro cuerpo, en las mascotas ocurre el mismo caso, su alimentación dependerá de acuerdo a su tamaño, peso o si están en gestación o no.

Los cachorros enérgicos y con buena salud queman de dos a tres veces más calorías al día que un perro adulto.  Su alimento aporta concentrados, en una cantidad razonable para no recargar el sistema digestivo aún inmaduro del cachorro. Las formulaciones para cachorros contienen un gran número de proteínas para mantener los tejidos sanos y ayudar a desarrollar los órganos.

 

Foto #2 taza

 

Para los adultos, sus necesidades son mantenerse sano y tener el cuerpo en buenas condiciones físicas, por lo que deben recibir una mezcla equilibrada de los seis principales grupos de nutrientes: proteínas, lípidos, minerales, vitaminas, glúcidos y agua.

Perros de edad avanzada, Debido a su metabolismo más lento y a que se vuelven menos activos, los perros mayores queman menos energía y por lo tanto, necesitan menos calorías. Para ellos es necesario una fuente de proteínas de buena calidad y fácil digestión.

Perros con obesidad: Los perros de raza grande, los perros de edad avanzada y los perros poco activos, son particularmente propensos a sufrir sobrepeso. Ahora bien, antes de cambiar cualquier hábito alimenticio es recomendable acompañarse de un especialista para que le indique como organizar la comida del animal. En el mercado hay productos “light” pero antes de consumirlos es necesario un chequeo.

Hembras en gestación. es evidente que durante la gestación es vital recibir una alimentación de buena calidad y equilibrada. La hembra puede tener unos días en los que no coma mucho, otros demasiado, y otros que no coma nada. Sin embargo, todas las hembras en gestación o en lactación necesitan una cantidad adicional de proteínas y de energía para ayudarlas en este periodo de tensión física.

Para cualquier caso en el que se tenga duda, es necesario consultar al veterinario antes de cambiar de manera abrupta la alimentación de la mascota.

Quizás podría interesarte

La obesidad el problema del siglo en los gatos

LEER MÁS

¿Qué comen las tortugas de tierra?

LEER MÁS