Muchas personas desconocen que cada raza de perro tiene sus características y condiciones particulares. Hay razas reconocidas porque ofrecen perros muy activos, otros que les gusta la caza y está los bulldos, perros que son perfectos para compañía. Los bulldogs les gusta llevar una vida calmada y tranquila, y aunque se piense que son más fáciles por su vida sedentaria, lo cierto es que también necesitan cuidados y atenciones como un perro activo.

Características de los bulldogs:

Su cara achatada además de darle una apariencia particular, les trae consigo una dificultad al respirar, ruidos nasales y ronquidos nocturnos, de este modo este perro no puede someterse a una intensa actividad física. Con 20 minutos diarios de ejercicio son suficientes, lo que lo convierte en una mascota ideal para quienes son más sedentarios.

Esta raza es además propensa a sufrir problemas estomacales, por lo que se debe  seguir las instrucciones del veterinario respecto a su alimentación, así como las porciones de comida deben ser pequeñas ya que por su poca actividad física, tiende a la obesidad.

Foto #2 pasto

Se deben bañar mensualmente, pero su pelaje debe cepillarse dos veces a la semana y los pliegues de su piel deben limpiarse a diario para evitar alergias y problemas. Sus ojos se ensucian con frecuencia, por lo que hay que estar atentos para limpiarlos.

Esta raza esta expuesta a sufrir problemas cardíacos. Por esto mismo es que la salud de un bulldog, es algo que debe tomarse muy en serio para no tener ninguna clase de complicaciones.

Al igual se debe señalar que tienden a sufrir una serie de dificultades digestivas, lo que significa que el perro necesitará llevar de una dieta saludable para que pueda tener una mejor calidad de vida, y por supuesto, que tenga una vida prolongada.

Su físico y condición particular convierten al Bulldog en un perro que requiere de muchas atenciones, por lo que se debe tener tiempo para dedicarle a su cuidado. Además de mimarlos y darles cariño.

 

Quizás podría interesarte

A cada perro su champú: ¿Cómo elegir el más adecuado?

LEER MÁS

¿Por qué vomita un perro espuma blanca?

LEER MÁS