Las mascotas poseen una característica que los hace hermosos y “abrazables” y es sin duda, su pelo, pero este puede ser un problema durante las épocas de muda, especialmente si somos muy escrupulosos con la higiene nuestra o del hogar.

Y aunque parezca una época desagradable, lo cierto es que con unos pocos cambios y consejos, esos días fastidiosos de muda de pelo, quedará atrás.

Se debe estar cepillado contantemente, así el pelo quedará en el cepillo y no en los sillones o muebles del hogar. Lo primero que se debe hacer es cepillar al perro con la frecuencia que haga falta. No hay excusa, porque esto contribuye también a la salud de su piel y, si se realiza adecuadamente, refuerza los lazos entre dueño y mascota.

El cepillado de mantenimiento debe hacerse con la herramienta adecuada al tipo de pelo, inclusive hay unos especialmente diseñados para arrastrar el pelo muerto.

Ahora, si el problema radica en sus muebles, lo que puede hacer es comprar o hacer utensilios que le ayuden a recoger los perros del Can. Muchos optan por la opción de aspirar, pero hasta con una escoba puede acabar con el reguero,

¿Con una aspiradora? Una vez que el pelo ya se ha desprendido, el aire lo moverá por toda la casa. Lo habitual es que se acabe adhiriendo sobre el primer tejido que encuentre o que forme pelusas en los rincones, especialmente en el caso de que se trate de pelos largos. Así que mucha atención cuando se utiliza este artefacto.

Foto #2 cepillo

También puede ser muy eficaz un cepillo especial para barrer pelo, como el de las peluquerías humanas, así como una mopa húmeda o impregnada con algún producto que adhiera los pelos.

Para eliminar el pelo de la ropa puede utilizar rodillos adhesivos, y si no tiene puede improvisar un método alternativo enrollando sobre los dedos una cinta adhesiva ancha, y pasarla por los lugares dónde encuentre pelo. Otro truco muy eficaz es retirarlos con las manos húmedas o, mejor, con unos guantes de cocina ligeramente humedecidos.

Como parece que los tejidos ejercen de imán para los pelos de las mascotas, se han desarrollado algunos que los repelen, especialmente para utilizar como fundas para el sofá o para la cama. Estos son muy eficaces si se permite que el perro se suba sobre estos muebles.

Sí, el secreto radica en cepillar, cepillar y cepillar. Y aunque puede ser una época un poco “fastidiosa” lo cierto es que la compañía y cariño de las mascotas siempre valdrá la pena.

 

Quizás podría interesarte

Consejos para lograr que el pelo de tu perro luzca brillante

LEER MÁS

Aprende a cuidar las uñas de tu gato

LEER MÁS

Evita los mareos de tu mascota al viajar en carro

LEER MÁS