Siempre que escuchamos que un perro tiene un malestar que padece comúnmente los humanos, nos da mucha gracia y si lo escucha alguien que nunca ha tenido perros, se queda más asombrado. Pero lo cierto es que los perros sufren muchos malestares y enfermedades igual que nosotros, por lo que hay que saber cómo ayudarlos a sentirse mejor.

Uno de esos malestares que pueden sufrir es el hipo. Esas contracciones involuntarias del diafragma acompañadas de sonidos cortos y frecuentes. No es algo por lo que debas preocuparte en exceso, pero si no se pasa y continúa durante un periodo de tiempo bastante largo debe tomar precauciones.

 

Para empezar, debe saber que si su perro es un cachorro es bastante habitual que padezca hipo. Los canes pequeños son los más propensos a sufrir esta leve molestia. Aunque es algo muy común, si nota que el hipo se repite de forma constante o persiste, lo mejor es que visite al veterinario para asegurarse que no ocurre nada de importancia.

 

Para saber cómo quitar el hipo de su perro, tendrá primero que valorar las posibles causas más comunes para así evitar que reaparezca. Uno de los motivos más habituales que provoca el hipo es comer muy deprisa. Si su mascota come con ansiedad y rapidez, tendrá una mayor predisposición a tener hipo.

 

Foto #2 Doctor2

 

El frío es otro factor que propicia el hipo. Especialmente en perros como el chihuahua que acostumbran a destemplarse con más facilidad y son más propensos al hipo. Factores como son el miedo y el estrés en los perros también pueden desencadenar el hipo.

 

Una vez vistas las posibles causas, podrá tomar medidas para quitar el hipo. Sabiendo qué lo provocó, será más fácil encontrar una solución a esta incomodidad. Por ejemplo, si su mascota come con mucha rapidez, tendrá que controlar la ingesta de alimentos. Lo que puede hacer es no darle una sola ración de comida diaria, divida la toma en dos o tres dosis, así su perro sufrirá menos ansiedad y lo digerirá todo mejor.

 

Si lo que provoca el hipo, es el frío, la mejor alternativa es ponerle ropa cuando se sale de la casa y dentro del hogar, debes estar pendiente de su temperatura corporal. Procura que en la casa haya varias zonas de descanso con una cama caliente (de ser posible). Otra opción para los perros que padecen mucho de frío, es comprarle una cama térmica que le ayudará a controlar su temperatura. Si tu can es muy friolero y en invierno lo pasa muy mal, puedes comprar una cama térmica que le ayudará a controlar su temperatura.

Si usted ha practicado varias de estas técnicas y no logra quitar el hipo, visite al veterinario, él podrá examinarlo y ayudarle con ese malestar.

 

Quizás podría interesarte

Ari – 8 Meses – Tamaño Pequeño

LEER MÁS

Sarna en los conejos: Las causas y su tratamiento

LEER MÁS

Evita los mareos de tu mascota al viajar en carro

LEER MÁS