Si vas a adquirir o adoptar un cachorro recuerda que no todos los cachorros son iguales, ya que cada tipo de perro o raza tiene unas características concretas y estas, deben adaptarse a tu entorno.

El tamaño de tu casa, el clima de zona y tu entorno familiar son factores importantes a la hora de decidir por tu nueva mascota, ya que no es lo mismo adoptar un cachorro de Pinscher (cómo un perro Dóberman en pequeño) que un cachorro de Gran Danés (un perro de tamaño muy grande). Recuerda decidir adecuadamente y no tendrás problemas en el futuro.

 

  1. Prepara tu hogar para la llegada del cachorro

Cuidar de un cachorro requiere tomar ciertas precauciones en nuestro hogar, para evitar que se lastime o sufra un accidente. Es algo similar a cuando hay niños pequeños, el cachorro intentará jugar y morderlo todo, por lo que debemos prepararnos y hacer de nuestro hogar un lugar seguro para el cachorro.

Es muy importante no dejar al alcance del pequeño cachorro cables o aparatos eléctricos, los cachorros son muy inocentes y muy curiosos, jugando puede mordisquear algún cable y electrocutarse por accidente.

Lo mismo sucede con productos químicos cómo los utensilios que normalmente utilizamos para limpiar nuestro hogar. O si vivimos en una casa de campo y tenemos trampas para los roedores, debemos quitarlas para que el cachorro se coma el veneno por accidente.

 

  1. La importancia de los juguetes para un cachorro

Dentro de los preparativos que debemos hacer para cuidar de un cachorro correctamente, debemos incluir la elección de juguetes adecuados para el. Los cachorros tienen unos afilados dientes de leche que usarán para mordisquearlo todo.

Es su forma de coger agilidad con su mandíbula, de jugar para entretenerse y de paliar el dolor que causa la muda de los dientes de leche a los dientes definitivos durante el periodo de dentición.

Debemos elegir varios juguetes para nuestro cachorro que pueda utilizar como mordedores, teniendo en cuenta que deben ser de látex no tóxico.

 

  1. Cómo alimentar a nuestro cachorro

Este es uno de los puntos más importantes y a la vez conflictivos que nos vamos a encontrar, por un lado todo el mundo quiere alimentar a su cachorro con la mejor alimentación posible, pero por otro, la mejor alimentación no siempre es la más económica.

La salud de tu perro está directamente relacionada con la calidad de la comida con la que lo alimentemos. Si no inviertes en la calidad de su comida, tarde o temprano enfermará y tendrás que invertir en gastos veterinarios.

Quizás podría interesarte

Mi perro tiene sarna: ¿Cómo puedo ayudarlo?

LEER MÁS

Un bocadillo delicioso hecho en casa: nada más saludable

LEER MÁS

Receta para hacer pasta dental para perro casera

LEER MÁS